Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El primer paso para realizar un proyecto de instalación de riego es conocer la respuesta a las preguntas: cómo, cuándo y cuánto. Para poderles dar respuesta es necesario contar con una serie de datos de partida que permitan calcular de manera adecuada las necesidades hídricas de los cultivos. Estos son:

Dosis neta de riego en el periodo de máximas necesidades.

Profundidad de suelo mojada por los emisores.

– Radio de bulbo húmedo.

– Porcentaje de suelo humedecido.

Profundidad estimada de las raíces.

Intervalo de riegos deseado.

– Necesidades de lavado.

Marco de plantación.

Cometer errores en estos cálculos puede dar lugar a graves problemas como salinización de suelos, exceso de agua o insuficiencia de la misma; por lo que son un componente necesario y fundamental en un proyecto de riego.

Anuncios