Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cambio fisiológico que se produce en un determinado momento en algunas yemas vegetativas y que condiciona su evolución a yema fértil (de flor o mixta); es seguido de una diferenciación morfológica (diferenciación floral). Las yemas inducidas florecerán en la primavera siguiente.

Ocurre a finales del periodo de crecimiento primaveral, entre junio, julio y agosto en España. En los frutales de pepita es posible distinguir las yemas inducidas ya en otoño; mientras que en los de hueso no puede hacerse hasta la primavera siguiente.

La inducción floral tiene lugar sobre madera de dos años cuando se trata de frutales de hueso. Si hablamos de frutales de pepita, esta es sobre madera de tres o más años.

No deben descuidarse los árboles una vez realizada la recolección, pues es muy perjudicial en caso de albaricoquero, cerezo y variedades muy precoces de otras especies. Esto es porque la inducción tiene lugar después de la cosecha y, por tanto, un mal cuidado redundará negativamente en la floración del año siguiente.

Anuncios