Biodiversidad

Posted on Actualizado enn

Este concepto fue acuñado en 1985 en el Foro Nacional sobre la Diversidad Biológica de Estados Unidos por Edward O. Wilson (1929 – ), entomólogo de la Universidad de Harvard y prolífico escritor sobre el tema de conservación, que tituló la publicación de los resultados del foro, en 1988, con el nombre “Biodiversidad”.

Según el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), esta consiste en la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y marinos y otros ecosistemas acuáticos, y los complejos ecológicos de los que forman parte; incluye la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas (artículo 2 del CDB).

Existe una enorme interdependencia entre todos los seres vivos y los factores que pueblan un hábitat, de modo que cualquier alteración de alguno de estos, por pequeña que sea, modificará tanto al ecosistema como a los habitantes del mismo. De esta forma, no es arriesgado concluir que la pérdida de biodiversidad equivale a una pérdida de calidad en nuestra vida, y en caso extremo, podría acarrear nuestra extinción como especie, pues las distintas especies estamos completamente adaptadas al medio en que nos desarrollamos, y un pequeño cambio en él conllevaría la desaparición del hábitat, con sus terribles consecuencias. Esta alteración del medio es, en la enorme mayoría de veces, provocada por el ser humano gracias a talas de bosques, construcciones en el litoral costero, incendios provocados, grandes obras públicas, caza indiscriminada, desarrollo industrial, contaminación, cambio climático, etc.

Se considera que desde el siglo XVII se han registrado por lo menos 717 especies animales y 87 especies vegetales como extintas, debido a una pérdida acelerada de la variedad genética, de especies y de ecosistemas. Si incluimos las extinciones causadas por el ser humano antes de 1.600, el número se eleva a más de 2.000 especies extintas. Actualmente, más de 17.000 plantas y animales se encuentran en riesgo de tener el mismo destino (The IUCN Red List).

A nivel mundial, entre la lista de especies extintas durante los pasados 400 años destacan el dodo (Raphus cuculatus) de la Isla de Mauricio, la vaca marina de Steller (Hydrodamalis gigas) del mar de Bering, la quagga (Equus quagga quagga) de Sudáfrica, el lobo de Tasmania (Thylacinus cynocephalus) de Australia y el alca gigante (Pinguinus impennis) de las costas del Atlántico.

En España no somos menos, hay 1.221 especies y subespecies de flora extintas o amenazadas, según la Lista Roja de la Flora Vascular española de 2008, en cuyas páginas se incluyen 72 taxones más en peligro que en la anterior publicación de 2000. En el caso del reino animal, se ha producido la desaparición de especies como el bucardo (Capra pyrenaica pirenaica), la cabra montés portuguesa (Capra pyrenaica lusitanica)o la foca monje (Monachus monachus).

BIBLIOGRAFIA

http://www.biodiversidad.gob.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s