Control de plagas y enfermedades en agricultura ecológica

Posted on

En la agricultura ecológica se trata de mantener los daños de plagas y enfermedades por debajo del nivel en que el rendimiento es reducido de forma significativa. Esto se logra evitando las condiciones que las favorecen como el monocultivo, el uso de variedades uniformes e inadaptadas y la utilización de fertilizantes químicos. Por tanto, desde la Agroecología se propone, como primer paso importante, establecer las condiciones contrarias a través de la introducción de biodiversidad (material vegetal adecuado, setos, policultivos, rotaciones) y del mantenimiento de la fertilidad del suelo (aplicación periódica de materia orgánica compostada). En este último caso, es de destacar que la fertilización orgánica ha demostrado ser capaz de reducir los problemas de enfermedades, como las ocasionadas por hongos del suelo (Phytium, Fusarium, Rhizoctonia, Phytophthora, etc.) y por nematodos, incrementando la población y actividad de fauna auxiliar.

En el caso de que las condiciones preventivas no sean suficientes, está autorizada la utilización de productos de origen vegetal, mineral, microbiano, trampas y fauna auxiliar aceptados por la normativa de producción ecológica. Son numerosos los productos utilizables, por lo que se van a mostrar a continuación únicamente algunas características de aquellos más relevantes en el control de plagas y enfermedades

a) Productos de origen vegetal

Es cada vez mayor el número de especies vegetales de las que se conocen sus efectos nocivos (tóxicos, repelentes…) contra los fitófagos o seres vivos que se alimentan de plantas. Algunas de ellas pueden prepararse y utilizarse de forma casera, pueden adquirirse en el mercado e incluso asociarse a las plantas cultivadas. Destacan el neem, la cola de caballo, la ortiga y el crisantemo.

b) Productos de origen mineral y mezclas

Los más usados son el jabón potásico (sustancia obtenida mezclando grasas, generalmente de origen vegetal, e hidróxido potásico, que actúa por contacto solubilizando determinadas sustancias orgánicas, como la capa protectora de algunos insectos), los derivados del cobre (actúan por contacto perjudicando a muchos tipos de hongos y bacterias, inhibiendo su desarrollo; aunque su uso ha de ser precavido, pues puede tener efectos negativos en las plantas) y los derivados del azufre (principalmente usado para tratamientos contra oidio y ácaros).

c) Productos de origen microbiano

Muy usados son el Bacillus thuringiensis (Bt) (bacteria que genera unas toxinas que paralizan el sistema digestivo; así, los insectos intoxicados dejan de alimentarse y mueren), Beauveria bassiana (hongo que se desarrolla sobre el cuerpo de insectos, penetrando en su interior y provocándoles la muerte) y distintos tipos de virus.

d) Trampas

Existen numerosos tipos de trampas, tanto caseras como comerciales, que se usan con distintos objetivos en la horticultura ecológica: para evaluar el nivel de las poblaciones de insectos, para realizar capturas masivas o para dificultar la reproducción.

e) Fauna auxiliar

Hay una gran cantidad de enemigos naturales que se pueden adquirir para el control de muchas plagas como mosca blanca pulgones, cochinillas, araña roja, etc. En cualquier caso, no debe olvidarse que el establecimiento de biodiversidad (setos, cubiertas vegetales y asociaciones) puede contribuir al desarrollo y mantenimiento de esta fauna auxiliar en la finca.

BIBLIOGRAFÍA:

Manual de Buenas Prácticas en Producción Ecológica, MARM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s