Estos tomates no son como los de antes…

…“Este tomate es transgénico”, “este tomate no sabe a nada”, etc.

Si comprobamos las condiciones óptimas para el desarrollo de una tomatera, veremos que a esta le gusta la luz y el calor, y una temperatura media de 25 – 30ºC durante el día y de 14 – 17ºC durante la noche. Lo que se traduce en que las condiciones ideales para su desarrollo se dan entre la primavera y el verano y, por tanto, para conseguir tomates el resto del año es necesario cultivar en invernadero.

Ya estamos acostumbrados a comer tomates en cualquier estación, para lo que es imprescindible su cultivo bajo plástico; pero además, los tomates que se comen en países donde no es rentable establecer invernaderos (Alemania, Francia, Dinamarca, etc.) son cultivados en nuestra costa mediterránea, con lo que deben aguantar un largo viaje hasta su lugar de destino.

Para conseguir esto el tomate se recoge verde y se madura en cámaras de etileno, con lo que los azúcares y los ácidos propios de la especie no llegan a alcanzar su estado óptimo, pues todos ellos se forman madurando a la luz del sol.

Gracias a una cuidada selección, hemos conseguido mayores producciones, resistencias a enfermedades y largos viajes, maduración conjunta, aspecto atractivo… características que proporcionan un atractivo aspecto y que ayudan a la venta del producto.

Es muy fácil localizar tomates perfectos de forma, piel y color, pero cuyo sabor y/o textura no son ni muchos menos los esperados. Es aquí cuando se les acusa de transgénicos, pero no es así (aunque hay casos en que sí, como el tomate TransFav, al que le introdujeron genes de un pez antártico para resistir más tiempo en cámaras frigoríficas), sino que son el resultado de cuidadosos años de estudio y SELECCIÓN genética.

MUY RECOMENDABLE

En el siguiente vídeo, en clave de humor, dos tomates, uno transgénico y otro campesino, se citan en un bar tras haberse conocido en un chat en internet:

BIBLIOGRAFÍA

http://oliba.uoc.edu/adn/index.php?option=com_content&view=article&id=55&Itemid=170&lang=es

http://www.editorialagricola.com/v_portal/apartados/apartado.asp?te=118

Anuncios

Requerimientos nutritivos en cultivos

Nutrientes son aquellos elementos que los seres vivos necesitamos para poder vivir.

En el caso de las plantas, los elementos necesarios para su desarrollo se agrupan en macronutrientes y micronutrientes.

En los primeros se incluyen carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre.

El grupo de los micronutrientes lo forman hierro, manganeso, cobre, zinc, boro, molibdeno y cloro.

A excepción del carbono, el hidrógeno y el oxígeno, el resto de elementos son absorbidos por las raíces hasta el sistema vascular de las plantas junto con el agua.

Los requerimientos de nutrientes vienen determinados básicamente por la especie vegetal, el periodo fenológico y el nivel de producción esperado. En las siguientes imágenes pueden verse las curvas de absorción de nitrógeno, fósforo y potasio para el limonero (Amorós, 1993).

 absorcion nutrientes limonero

Para conocer la cantidad de fertilizante a aplicar y la distribución a lo largo de la temporada de cultivo es necesario disponer de información validada a las condiciones locales. En la mayor parte de los casos es muy difícil encontrar esta información; si bien, es posible utilizar información desarrollada para otras zonas con altas probabilidades de éxito. En la imagen siguiente se muestra la extracción de los principales macronutrientes en función de la producción obtenida para las principales hortalizas.

 extracciones medias de hortícolas

Los nutrientes que requieren los cultivos son suministrados por el suelo, el agua y los fertilizantes, por lo que es conveniente realizar un análisis de aguas y de suelos antes de proceder a un cálculo de aportes nutritivos. La siguiente tabla muestra una recomendación general de fertilización para hortalizas en función de la producción esperada.

fertilización hortalizas

BIBLIOGRAFÍA

Manual de fertirrigación, Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Chile

Estudio de mercado: el cultivo de la almendra

DSC03032

MERCADO EXTERIOR
Según diversos autores (Alicia M. Justo, Patricia A. Parra) y artículos en medios especializados, el consumo de frutos secos va en aumento y en la actualidad existe la coyuntura de la escasez de tierras por el avance de la urbanización, con lo que hay una buena oportunidad para los productores.

Los frutos secos destinados a industria alimenticia, como ingredientes de postres y aperitivos, registran un consumo de 5g/día, observándose en la última década una clara tendencia alcista.
El consumo de almendra en la UE está teniendo un fuerte crecimiento como consecuencia de los efectos positivos que estos alimentos tienen en la dieta. Este mercado es deficitario en almendra grano (pepita), ya que presenta un saldo neto importador superior a 105.000tn con tendencia creciente en los últimos años. En consecuencia, el nivel de autoabastecimiento comunitario varia, según los años, entre el 50 y el 60%.

Estados Unidos es, prácticamente, el único país proveedor de almendra a los mercados comunitarios. Más del 95% de las importaciones de almendra tienen ese origen, lo que genera una dependencia excesiva.

Actualmente, China, India, y en menor medida, los países islámicos, se han convertido en motores del consumo de almendra, lo que alivia la presión en el sector nacional tras años de “boom” de cultivo en California, Cono Sur, e incluso Australia, quienes disputan a España su hegemonía como segunda potencia mundial.

MERCADO INTERIOR
Puede apreciarse una tendencia a la baja en la evolución de la superficie cultivada en el periodo 1999-2009, mientras que el rendimiento de la superficie en producción ha aumentado y el precio medio recibido por los agricultores ha aumentado ligeramente.

 Sin título

El precio medio de la almendra en lonja a 1 de diciembre de este año (Mercamurcia) es de 3,86€/kg para Marcona (con variación media de 0,02€/kg), 3,23€/kg para Ramillete (variación de 0,02€/kg) y 3,16€/kg para Garrigues (variación de 0,01€/kg).

AYUDAS ECONÓMICAS
La UE proporciona una ayuda por superficie a frutos de cáscara (241,50€/ha) siempre que se cumplan los siguientes requisitos:
Salud pública, medio ambiente e identificación de animales, sanidad animal y vegetal, bienestar de los animales.
Buenas condiciones agrarias y medio ambientales.
Mantenimiento de los pastos permanentes.

Las bases de la convocatoria pueden consultarse en la página web del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

Conservación de Especies de Interés Forestal

Los bosques son necesarios para el desarrollo normal de la vida. Siendo explotados de forma racional se convierten en una muy importante fuente de riqueza.

bosque pinos

Unido a su interés en el ecosistema, las plantas silvestres pueden mejorar determinados caracteres de sus parientes cultivadas (plantas de uso agrícola); esto es debido a que estas últimas se han ido seleccionando en razón de su productividad en condiciones adecuadas de cultivo, lo que ha repercutido en un menor potencial de resistencia o tolerancia ante situaciones adversas, al contrario que las especies forestales, que han ido seleccionándose por su capacidad de adaptación a condiciones de estrés.

Muchas especies forestales se hallan en regresión o incluso en peligro de extinción debido a diversas causas como talas, recolección excesiva, incendios, difícil propagación, etc.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Figuras de protección tales como “Parque Nacional”, “Reserva Natural”, ó “Paisaje Protegido” constituyen una eficaz medida para la conservación de especies en su propia área de distribución (difícil resulta sin embargo la conservación in situ de la vegetación natural que no se encuentra bajo la protección de alguna de estas figuras).

Otra forma de mantener, o incluso de aumentar, las plantas pertenecientes a especies en peligro de extinción nos la ofrece la conservación ex situ (fuera de sus ecosistemas naturales), esto se realiza en colecciones de campo o viveros, jardines botánicos, bancos de germoplasma, bancos de células, tejidos o plantas, que tienen como base el cultivo in vitro.

La conservación del germoplasma ex situ entraña tres aspectos principales: localización y caracterización de las poblaciones, propagación de las mismas por métodos que no dañen a las plantas madres,  y conservación propiamente dicha.

LOCALIZACIÓN: Consiste en establecer la localización de poblaciones, su cartografiado (mediante GPS), la descripción ampelográfica (morfología y fenología), la determinación de la flora adyacente, el estudio de suelos, la incidencia de plagas y enfermedades, etc. También se procede a una recogida de material para su conservación en bancos de germoplasma, a una determinación de los enemigos naturales de las plagas y al reconocimiento de los principales polinizadores. A la vez se va creando una base de datos de mapas temáticos sobre cada población cartografiada.

PROPAGACIÓN REPRODUCTORA: Las especies vegetales superiores se propagan por vía sexual o por vía vegetativa. En el primer caso por germinación de una semilla que se formó de la unión de una célula masculina con una femenina. La progenie será una fusión de los caracteres de ambos y, en consecuencia, se obtendrá una planta hija que difiere del progenitor (lo cual significa un aumento de la biodiversidad). Esto constituye  una condición importante para la supervivencia de poblaciones forestales, pues un exceso de individuos genéticamente semejantes supone un alto riesgo ante una situación de adversidad. Por ello, la reproducción es el sistema más conveniente en la propagación de plantas de bosque. Con fines de conservación, cuando la semilla germina bien, lo más económico es extraerla del fruto, someterla a un proceso de estratificación o de frío y sembrarla directamente en bandeja o semillero sobre un sustrato de arena y turba.

in vitro

MULTIPLICACIÓN AGÁMICA: Se obtiene una nueva planta a partir de un fragmento de un solo progenitor, por enraizado o por injerto. La planta hija reflejará los caracteres del progenitor. De este modo se consiguen líneas de plantas clónicas. Según el tamaño del esqueje las técnicas van desde sistemas que combinan riego por nebulización, calor basal y un tratamiento con auxina, hasta la implantación directa en el terreno o en vivero. Por ejemplo, si se emplean esquejes semiherbáceos, se recurre al procedimiento de nebulización (riego intermitente y micronizado + tratamiento con calor y auxina en la estaquilla; requiere de un recinto cerrado que permita la entrada de luz solar y de un sistema de calefacción), a través de este método se obtienen unos porcentajes muy elevados de éxito en los esquejes de algunas especies forestales.

ESPECIES RECALCITRANTES: Son aquellas que no responden ni a las técnicas de propagación por reproducción ni a las técnicas de propagación agámica. Malformaciones, fenómenos de dormancia o desequilibrios entre la maduración del fruto y el embrión, una cubierta dura e impermeable o la acumulación de inhibidores hormonales, son los motivos por los que estas especies tienen dificultad para propagarse. Para disminuir estos efectos se recurre a distintos procedimientos: ingestión por animales, ácidos, bases, tratamientos con frío, eliminación de dicha cubierta, etc. Las especies forestales leñosas suelen ser recalcitrantes a su propagación mediante estaquillado.

CULTIVO IN VITRO: Consiste en el desarrollo, sobre un medio nutritivo y en condiciones de asepsia, de células o tejidos vegetales. Se basa en los principios de autonomía y totipotencia de la célula. Esta técnica no infiere daño alguno a la planta madre, permite la obtención de un elevado número de individuos en poco tiempo y a partir de muy poca cantidad de material inicial. Tiene varias fases:
Primera, preparación del material a cultivar.
Segunda, esterilización de todos los elementos que intervienen en el proceso.
Tercera, establecimiento del cultivo en condiciones asépticas.
Cuarta, adaptación de los individuos obtenidos a condiciones externas.

A continuación se presentan algunos de los resultados logrados en especies de interés forestal en Andalucía:

  • Atropa bética (endémica), en las pruebas en bandejas se obtuvo un 30% de éxito, en las pruebas de germinación in vitro se alcanzó un 100% de éxito.
  • Acebo, no se realizaron pruebas de germinación en bandejas. Se ensayaron in vitro semillas completas y semillas sin cubierta (0%), medias semillas sin cubierta que contenían el embrión (25%) y embriones aislados (66%).
  • Enebro, previo a las pruebas de germinación se realizó un estudio sobre su viabilidad, en el cual, aproximadamente, un 50% de las semillas resultaron no ser viables. Posteriormente se realizó el cultivo in vitro y los mejores resultados se consiguieron con embriones aislados (50%).
  • Acebuche, se logró un 100% de éxito en la germinación del embrión aislado.
  • Ojaranzo, en el cultivo in vitro se alcanzó el 90% de nuevas plántulas.
  • Vid silvestre, se obtuvo una muy buena respuesta a todos los procedimientos de propagación.

Ventajas del cultivo in vitro:
Como se puede observar en lo expuesto en el párrafo anterior, este método es muy eficaz en la propagación de diversas especies forestales que presentan dificultades a la propagación por métodos tradicionales. Otro aspecto interesante es la posibilidad de realizar propagación agámica a partir de la plántula obtenida. Al tratarse de material juvenil, este se regenera más fácilmente; y al provenir del cultivo in vitro, no padece contaminaciones ni es necesario desinfectarlo.

Como ya se mencionó antes, la conservación, propiamente dicha, de material vegetal ex situ, implica recurrir a colecciones de campo o vivero, así como a jardines botánicos o a bancos de germoplasma. Sin embargo, para la conservación de pequeño material agámico (ocupa un espacio muy reducido) se usa el cultivo in vitro. Este método nos permite mantener una línea clónica durante varios años sin que se produzcan alteraciones; después se cultivara en condiciones externas, donde se pueden renovar las plantas o regenerar las poblaciones que se desee.

El desarrollo de la planta in vitro está condicionado por el volumen y la composición de la atmósfera gaseosa del interior del contenedor. Se está ensayando el uso de contenedores permeables a los gases para detener el crecimiento de la planta.

La mayor estabilidad del material vegetal in vitro, y un periodo de decenios de almacenamiento, se logran mediante técnicas criogénicas a temperatura ultrabaja en nitrógeno líquido; aunque en el proceso de enfriamiento y su posterior descongelación, la célula puede sufrir daños. Para obviar este riesgo se recurre a sustancias crioprotectoras junto con un enfriamiento muy rápido o muy lento, o a la protección por una cubierta de arginato.

En resumen, la combinación de métodos de conservación ex situ e in situ nos permite conservar especies vegetales en peligro de extinción y disponer de plantas que sirvan para regenerar la vegetación de un bosque.

BIBLIOGRAFÍA:

Revista Investigación y Ciencia, nº335.

Obturaciones en emisores

am_79225_5430792_535848

El lento flujo del agua y el pequeño paso de los emisores facilitan la acumulación de materiales, obturando el sistema. La obstrucción se produce por la acumulación de materiales que reducen el paso del agua en los emisores, aumentando progresivamente hasta la obturación total. El problema es grave, lo que hace que deba ser estudiado previamente a la instalación del sistema de riego, contrarrestando preventivamente los futuros peligros de obstrucción.

Las PRINCIPALES CAUSAS DE OBTURACIÓN de goteros se esquematizan en:

Biológicas

Son las producidas por la acumulación de masas de macro y microorganismos. En ciertas condiciones los sistemas de riego localizado favorecen el crecimiento de algunas especies de bacterias que producen depósitos de óxidos de Fe y Mn, aumentando el potencial de obstrucción. En el caso de aguas de pozo, con 0,2 ppm el Fe es oxidado por bacterias creando depósitos en pocas semanas, produciendo problemas en filtros y goteros disminuyendo su capacidad de funcionamiento.

Físicas

En este grupo se incluyen todos los sólidos que el agua lleva en suspensión ya sean de origen orgánico (fitoplancton, algas y bacterias) o de origen inorgánico (arenas, limos, arcillas y otros).

La obturación orgánica por algas se produce frecuentemente cuando el agua es tomada de embalses a cielo abierto o de conducciones al aire libre. Las obturaciones por partículas inorgánicas en suspensión se producen cuando las tomas de agua se hacen directamente de pozos en los que el agua lleva en suspensión arenas, limos y arcillas.

Las obturaciones producidas por limos y arcillas son muy problemáticas debido a que se pegan a las paredes de las tuberías y goteros disminuyendo el paso del agua y aumentando el riesgo de obstrucción por otras causas. En los casos en que el agua lleve este tipo de partículas habrá de disponerse de los elementos necesarios para una decantación y posterior eliminación de las mismas, previamente a la entrada del agua al cabezal de riego.

Químicas

El agua de riego contiene cantidades variables de sales solubles que pueden precipitar en goteros y tuberías al evaporarse entre riegos. Si estas sales no se disuelven pueden llegar a obturar completamente los goteros.

Las obturaciones más comunes son las debidas a la deposición de carbonatos de Ca y Mg y sulfato cálcico, por contener el agua de riego, se elevan los niveles de iones calcio y bicarbonato o iones calcio y sulfato.

En otros casos, el agua de riego procedente de pozos lleva Fe y Mn en condiciones solubles. En contacto con la atmósfera, óxidos de hierro y manganeso precipitan obturando goteros y tuberías de riego.

La aportación de fertilizantes en el agua de riego es otra de las causas de obstrucción cuando no son utilizadas de forma correcta.

El análisis previo del agua de riego será imprescindible para poder tomar las medidas preventivas de futuras obturaciones

SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE OBTURACIONES

Los problemas de obstrucción se deben a diferentes causas, por lo que generalizar las recomendaciones para corregir un problema de obstrucción no es la solución correcta. Es necesario actuar de acuerdo con el tipo o tipos combinados de obturaciones producidas.

Físicas

Revisión general del sistema de filtrado de la instalación y proceder a un lavado general. El mantenimiento periódico de limpieza en el sistema de filtrado será necesario a fin de mantener las características del medio filtrante.

Químicas

Muchos casos de obstrucción se pueden solucionar con tratamientos mediante ácidos. En casos muy severos los goteros pueden ser introducidos en soluciones diluidas de ácido y lavados individualmente. En casos severos, la aportación de ácido para bajar el PH hasta 1—2 podría ser suficiente. La cantidad de ácido necesario para bajar el PH puede conocerse mediante un pequeño ensayo anterior al proceso de limpieza. Los ácidos nítrico (principalmente) y clorhídrico son comúnmente utilizados. Dado el elevado potencial corrosivo de estos ácidos es necesario actuar con muchas precauciones en su manejo. Con carácter general, concentraciones del 4% en volumen para el ácido nítrico y 1—2% para el clorhídrico son suficientes para la limpieza de la instalación dependiendo de la severidad del problema. Para realizar la operación conviene hacer pasar la solución ácida hasta ver la salida por los goteros.

Mantener el paso de dicha solución durante 10 minutos aproximadamente, para la instalación durante 30—40 minutos. Posteriormente, con solamente agua, lavar toda la instalación dejando salir libremente por los ramales de goteo y derivados hasta que se vea limpia. La operación se repetirá si es necesario. En casos graves, la utilización alternativa de los dos ácidos mencionados dará una mayor seguridad en la limpieza. Se deben evitar los pasos de las soluciones ácidas por las partes metálicas de la instalación, sobre todo en el cabezal de riego.

Biológicas

Cuando la causa de la obstrucción sean algas o bacterias, los tratamientos deben ser a base de biocida, seguidos de lavados de tuberías y ramales de riego para limpiar la instalación de materia orgánica. Soluciones de hipoclorito (C1OH) son las utilizadas. Concentraciones de 200—500 ppm de Cl2 dependiendo de la severidad del problema podrían ser mantenidas en las líneas de riego durante 6-12 horas, después se procederá a lavar la instalación. Hipoclorito sódico o cálcico son utilizados, debiendo ser utilizados con precaución sin mezcla con ningún otro producto.

Para eliminar las algas de embalses a ciclo abierto se utiliza sulfato de cobre a concentración de 1-4 pprn de Cu según cantidad.

En algunos casos los depósitos de micro y macro—organismos se depositan encima de la arena de los filtros formando una capa impermeable que disminuye la función de filtraje. Cuando este problema se ha formado, el agua circula por galerías en cuyas paredes se forman nuevos depósitos hasta colmatar toda la arena. En estos casos la función de filtrado es nula.

Para solucionar el problema es necesario tratar la arena con hipoclorito (C1OH) 500—1000 ppm. durante 6—8 horas, después lavar mediante circuito inverso con agua limpia.

Conviene observar que la arena ha quedado limpiada adecuadamente. En caso contrario se debe sacar la arena del filtro y limpiarla fuera.

En otros casos, la arena se colmata con carbonato calcio impermeabilizándose. En caso de limpieza con ácido se debe estudiar la gravedad del problema pues una limpieza con ácido puede resultar más cara que el cambio de la arena.

 

PREVENCIÓN DE LAS OBTURACIONES FÍSICAS

La mejor forma de contrarrestar con eficacia los peligros de obstrucción por partículas físicas que el agua lleva en suspensión es filtrar el agua adecuadamente.

Dispositivos de desbaste

Existen distintos tipos de elementos más o menos sofisticados que pueden usarse para eliminar las partículas más gruesas. Las más sencillas consisten en rejas metálicas con separación entre barrotes de 3 a 10 mm. para desbaste fino. 10 a 25 mm. Para desbaste medio y 30 a 100 mm para pre desbaste. Según los contaminantes del agua se instalarán una o varias rejas consecutivas. Para su dimensionamiento, se tendrá presente que la velocidad de paso de agua entre 0,6 y 1 m/seg. Como elemento de desbaste más finos pueden citarse alcachofas de toma de bombas, alguno de cuyos modelos son autolimpiantes, cajoneras de bloques porosos de hormigón, etc.

Yark

Es una malla de gran superficie en la que el agua se aporta en cascada mediante lámina fina atravesándola. El filtro puede ser de una sola malla o de varias mallas con diferente paso (luz de malla) colocadas en sucesivas cascadas. Las láminas de malla se colocan con pendiente del l0%-15% y desagüe al final para lavado automático.

Generalmente son utilizados para prefiltrados anteriores a los cabezales de riego.

Depósitos de decantación

Se utilizan para eliminar por sedimentación sustancias arrastradas por el agua y que son más densas que ésta. Sirven para resolver dos problemas:

  1. Eliminar cantidades importantes de sólidos suspendidos, unidad primaria antes de la filtración.
  2. Eliminar hierro. En algunas aguas subterráneas el hierro está disuelto a causa de su bajo PH. Cuando el agua es eleva y se airea, el CO2 escapa y el PH aumenta, causando la oxidación del hierro y su precipitación.