El suelo, técnicas de cultivo

Etiquetas

, , , , , ,

Queda demostrado que la mejor técnica en cuanto al uso del suelo en cultivos es la que consiste en mantener las calles con hierba natural, o en defecto sembrada, a la que se darán cortes durante los ciclos de cultivo, junto con una banda totalmente limpia en las filas de los árboles (esta se mantendrá a base de herbicidas o labores).

Para lograr que los insectos polinizadores no acudan a las flores de las malas hierbas en vez de a las de los frutales, es necesario segar antes de la floración de nuestro cultivo.

El mantenimiento de la hierba de las calles mediante siegas permite obtener refugio a la fauna útil, es decir, a insectos depredadores de potenciales plagas.

Toda cubierta vegetal, tanto natural como artificial, es útil para mejorar las características del suelo, pues aumenta en gran medida la materia orgánica y los microorganismos, favorece la infiltración del agua y reduce la compactación, erosión y competencia de malas hierbas.

Esta técnica de cultivo es especialmente recomendable en:

  • Frutales, vid y olivo en parcelas con pendiente.
  • En regadío, como cubierta permanente segada periódicamente.
  • En secano, como cubierta invernal, eliminándola en primavera y verano.

Para un correcto manejo de las cubiertas vegetales hemos de valorar la competencia con el cultivo por el agua del suelo la incidencia sobre determinadas plagas y enfermedades, el aumento del riesgo de heladas por irradiación, etc.

Como norma general, hemos de detener el crecimiento de la cubierta cuando el cultivo comienza la extracción de agua en primavera. Esta labor se realiza mediante siegas y procurando mantener siempre limpia la banda de suelo bajo el cultivo.

No es recomendable el uso de esta técnica en suelos pedregosos, en secano cuando no hay posibilidad de eliminar la cubierta verde en verano y en plantaciones muy jóvenes o en zonas donde ocurren con frecuencia heladas de irradiación y no es posible mantener desherbada una banda suficientemente ancha bajo los árboles.

Como ejemplo, en Aragón, en los cultivos leñosos de secano semiárido, son recomendables las cubiertas de cebada, centeno y veza + avena. En zonas más húmedas se pueden emplear también las de trébol blanco, alfalfas enanas y festuca elevada (Festuca arundinacea). Las crucíferas sembradas (tipo colza) o naturales (Liviana blanca) pueden ser utilizadas en suelos con tendencia a la compactación.

Fuentes consultadas: Centro de Sanidad y Certificación Vegetal del Gobierno de Aragón.

Anuncios

El Fuego Bacteriano en los frutales

Etiquetas

, ,

Esta enfermedad afecta a las rosáceas, tanto frutales como ornamentales y/o silvestres. Podemos destacar, entre otros, a perales, manzanos, membrillos, nísperos y a las ornamentales Amelanchier, Crataegus o Cotoneaster. El causante es la bactería Erwinia amylovora.

Los daños causados dependen de la sensibilidad de la especie, pero pueden llegar a ser muy graves, incluso produciendo la muerte de la planta en muy poco tiempo.

Las primeras infecciones se producen en primavera, a partir de la polinización de las primeras flores. Afecta tanto a flores, como a hojas y nuevos brotes, que adquieren un aspecto curvado, seco y quemado, lo que da nombre a la enfermedad. La enfermedad pasa de brotes a tronco.

Las medidas recomendadas para disminuir el riesgo de esta enfermedad son:

  • Realización de un tratamiento a base de compuestos de cobre en el estado fenológico C-D.
  • Inicio de tratamientos con el 5 por ciento de las flores abiertas. Continuarán durante todo el periodo de floración hasta la caída de los pétalos. Se utilizarán materias activas autorizadas en el caso del cultivo del peral.
  • Evitar la colocación de colmenas en las parcelas durante todo el periodo de floración. En el caso de que existan en la zona otras especies de frutales que requieran polinización, es aconsejable la instalación de colmenas de abejorros debido a su menor movilidad.
  • En el caso de utilización de colmenas, incluso de abejorros, es aconsejable su retirada de las parcelas al 80 por ciento de la floración para reducir el riesgo de propagación.

NOTA: existen determinados productos, como el Blossom Protect, que requieren una Autorización excepcional y pueden ser empleados en un periodo de tiempo. Para poder utilizar este producto, el agricultor debe solicitar permiso al Servicio de Sanidad Vegetal de su Comunidad Autónoma, especialmente cuando se trate de parcelas que están dentro de un programa de ayudas.

‘FungiNote’, una aplicación móvil del CSIC que ayuda a identificar hongos

Etiquetas

, ,

Con el objetivo de ayudar a conocer qué tipo de hongo es el encontrado, si es comestible o venenoso y dónde se puede encontrar, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha creado una aplicación móvil través del Real Jardín Botánico.
La aplicación cuenta inicialmente con una base de datos de 150 especies de hongos, que se irá ampliando con actualizaciones periódicas, según ha informado el CSIC.

Enlace para descarga

Video de RTVE