El suelo se agrieta en el Valle del Guadalentín

http://www.laverdad.es/murcia/v/20121110/comarcas/grieta-metros-aparece-saladar-20121110.html

http://www.laverdad.es/murcia/v/20121018/region/tierra-abre-esparragal-20121018.html

Incendios, terremotos, lluvias torrenciales, grietas en la superficie terrestre… parece que el fin del mundo se acerca, ¿será cierta la teoría maya?, ¿acabará el mundo el 21 de diciembre?

Por el contrario de lo que parece, este no intenta ser un texto alarmista, simplemente pretendo llamar la atención sobre la memoria histórica de nuestros mayores.

Tras la grieta aparecida en la pedanía lorquina de El Esparragal, de 1,5 kilómetros y de hasta 5 metros de profundidad, esta vez ha tocado el turno a otra localidad del Valle del Guadalentín, Totana. De momento tiene 300 metros de longitud y alcanza una profundidad de 2 metros en algunos puntos. El Ayuntamiento ha solicitado la presencia urgente de técnicos del Instituto Geológico y Minero de Murcia para evaluar la “sorprendente” aparición de esta grieta…

Pocas horas después de conocer la noticia, he sacado el tema de la grieta de Totana en una conversación con un agricultor mayor de la zona, intentado proponer un tema de conversación que le generase sorpresa.

¿Sorpresa?…

Sorpresa la mía cuando me ha respondido como el que enseña las vocales a un niño. La conversación fue algo así:

  • Mira, esa zona (El Saladar de Totana) ha estado siempre llena de grietas en la tierra, cuando yo iba a regar por allí el agua siempre se acababa colando en los agujeros y era muy difícil dar suministro en el lugar adecuado.
  • Pero yo nunca he visto esas grietas allí, y dicen que ha aparecido hoy.
  • Esa grieta ha estado ahí toda la vida, y no es la única que hay, solo que las taparon cuando labraban los campos y ahora con las lluvias vuelven a aparecer.

Mi conclusión: la respuesta a muchos de nuestros problemas se encuentra más cerca de lo que pensamos.

Anuncios

El Elixir de la Eterna Juventud: las Bayas de Goji

Cuenta la leyenda que el Goji es un arbusto que crece en los valles del Himalaya a unos 4000 metros de altitud. También que sus frutos son el secreto de los Hungas (conocidos por ser el pueblo más sano y feliz de la Tierra), cuyos ancianos puede llegar fácilmente a la edad de 130 años.

Pues bien, para desgracia de muchos, la realidad es bien diferente. A 4000 metros de altura la vegetación es poco más que herbácea, cosa impropia para mantener los inmensos cultivos de bayas rojas capaces de inundar los mercados de medio mundo. Y ya para colmo de males, la planta es pariente de nuestros tomates, pimientos y berenjenas, ya que pertenece a la familia de las Solanáceas; y prima hermana de nuestro Cambrón (Lycium europaeum), un arbusto típico de las ramblas y montañas de Almería, Murcia y Alicante.

En realidad, el Goji se cultiva en China, en las fértiles tierras del Río Amarillo; por tanto, ni son del Himalaya, ni son autóctonas, ni son salvajes; y dudo mucho que provengan de agricultura ecológica.

¿Y sus maravillosos efectos medicinales? Su lista de propiedades es inmensa, desde reducir el colesterol hasta ser un afrodisíaco infalible… Ok, pues según el director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada, Emilio Martínez de Victoria, las bayas de Goji no tienen ninguna propiedad beneficiosa probada en estudios científicos extensos de intervención clínica en humanos. Contienen los mismos nutrientes que las frutas y verduras tradicionales. Eso sí, salvo ese importante efecto placebo que le añaden los nuevos pícaros y propagan los ingenuos.

FUENTES

es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_Amarillo

es.wikipedia.org/wiki/Bayas_de_goji

www.bayasdelgoji.es/

http://secretariageneral.ugr.es/pages/tablon/*/noticias-canal-ugr/2010/05/18/las-bayas-de-goji-contienen-los-mismos-nutrientes-que-las-frutas-y-verduras-salvo-aun-importante-efecto-placeboa

Sympathy for the Devil

Eran los años 60, los Beatles dominaban la escena mundial con una música desprovista de un elemento vital: la oscuridad. A la vez, el auténtico blues era aun relativamente desconocido para la mayoría de jóvenes de raza blanca, aquellos quienes ansiaban el lado oscuro y seductor de los Stones, aquellos que se sentían identificados por la supuesta afinidad del grupo con Satanás y por su “Sympathy for the Devil”, su himno-conjuro en forma de burla-fábula cultural. Fue el primer tema de la cara A de “Beggar´s Banquet” (El Banquete de los Mendigos, en castellano), que ahora, 44 años después, sigue siendo no sólo uno de los mejores discos de The Rolling Stones, sino una de los mejores discos de rock jamás creados.

Volvamos a la canción que da título a este post.

Es considerada por la crítica musical como una de las mejores grabaciones de la banda y una de las mejores de la historia del rock. Además, ha sido usada en la banda sonora del videojuego “Tony Hawk’s Proving Ground” y en varias bandas sonoras de películas y series. Cabe señalar que también es el título de una película de 1968 de Jean-Luc Godard (titulada One plus One en Europa) acerca de la contracultura americana de finales de los sesenta. La película muestra el proceso de grabación del tema por parte de los Stones.

La composición de “Sympathy for the Devil” fue totalmente idealizada por el vocalista del grupo Mick Jagger, se ha dicho que su letra estuvo inspirada por la novela de Mijaíl Bulgákov “El maestro y Margarita”, que llegó a manos de Jagger a través de su novia de aquel entonces, la cantante y actriz británica Marianne Faithfull. Aunque algunas estrofas también parecen asemejarse a un pasaje de la obra The Devil and Daniel Webster, de Stephen Vincent Benét.

En una entrevista de 1995 a la revista Rolling Stone, el cantante declaró que creía que había tomado la idea de algún escritor francés, tal vez de Baudelaire, aunque podía equivocarse. También afirmó que inicialmente escribió la canción como si fuese un tema folk de su ídolo Bob Dylan.

Si hablamos en el plano musical, esta canción es distinta en la instrumentación, donde no coincide con una canción de rock. No se compone de los ritmos de cuatro tiempos (4/4) básicos de este género, esta es propulsada principalmente por el bajo y seguida por la batería.
Abre con percusiones a un ritmo de samba, tapado por los timbales de la batería, al que lentamente se le van añadiendo congas y maracas.

Con un ambiente selvático, Jagger grita en falsete, y se sigue repitiendo por un tiempo prolongado. El sonido se va haciendo más tribal mientas más avanza el ritmo, a manera de una fiesta vudú o una ceremonia de sacrificio en lo profundo del África. Antes de comenzar las cuatro primeras líneas, el bajo hace su aparición, creando con las percusiones de fondo un ambiente pacífico, distinto al que dominaba a principios de la canción. Para dar paso a la voz de Jagger que a medida que pasa el tiempo en la canción se torna más rabiosa.

Con respecto a la letra, Mick Jagger interpreta a un misterioso personaje que se resiste a dar su nombre y que reclama ser la principal fuerza motora que está detrás de todos los actos de maldad que han tenido lugar a lo largo de la historia de la humanidad, citando sucesos como el asesinato de la familia Romanov durante la Revolución rusa, la Segunda Guerra Mundial o el asesinato de Robert y John F. Kennedy.

Cabe señalar que en la época de publicación del álbum, los Stones ya habían desatado críticas a causa de letras sexualmente explícitas, como fue el caso de Let’s Spend the Night Together. También se habían producido las primeras acusaciones de satanismo, debido a que su anterior álbum se titulaba Their Satanic Majesties Request. Sympathy for the Devil volvió a traer estas críticas a primer plano, desencadenando rumores entre los medios de comunicación y temores entre los grupos religiosos. Estos rumores afirmaban que los miembros del grupo eran adoradores del diablo y que suponían una perversa influencia para los jóvenes. No obstante, debe señalarse que una de las posibles interpretaciones de la letra es que “el diablo” es de hecho un miembro más de la humanidad.

La canción podría reinterpretarse como una crítica a la inmoralidad de la propia humanidad o a su hipocresía al levantar una figura metafórica del mal en lugar de buscarlo en su interior. En una entrevista con la revista Creem, Jagger reflexionaba sobre la polémica y afirmaba que le extrañó que se les tildase de adoradores del diablo por tan sólo una canción (“no se trataba de un álbum lleno de signos ocultos en el dorso”).

La controversia acerca del tema pudo haber sido todavía mayor de no ser porque el primer sencillo del álbum, Street Fighting Man levantó más polémica todavía. La canción fue publicada junto con No Expectations en agosto de 1968, año del asesinato de Martin Luther King, en el que tuvieron lugar en Estados Unidos numerosas revueltas raciales y protestas contra la Guerra de Vietnam.

En diciembre del año 1969, la canción volvería al ojo del huracán tras el concierto gratuito que el grupo ofreció en Altamont, California. Lo que pretendía ser la respuesta al Festival de Woodstock acabó convertido en un caos debido a la contratación de una banda de motoristas, los Ángeles del Infierno, como encargados de la seguridad. Mientras el grupo interpretaba Sympathy for the Devil comenzó un altercado delante del escenario, que acabaría con la muerte del joven Meredith Hunter a manos de los Ángeles. Aunque en realidad la muerte se produjo mientras el grupo interpretaba Under My Thumb, Sympathy for the Devil fue el tema que se vio salpicado por esta tragedia, lo que llevó al grupo a no volver a interpretarlo durante ocho años.

FUENTE: Wikipedia

El paisaje vegetal de Sierra Espuña

El paisaje vegetal es fruto de la evolución y es un proceso en continuo cambio y transformación. Surge con motivo de factores geológicos (movimiento de placas tectónicas, forma del terreno por la erosión, orogénesis…), edáficos (salinidad del suelo, pH, cantidad de materia orgánica…), climáticos (viento, temperatura, lluvias…), bióticos (competencia entre especies) y antrópicos (acción del hombre).

PISOS BIOCLIMÁTICOS

Debido a que el paisaje depende de altitud, clima y relieve, se ha dispuesto una clasificación en función a los pisos bioclimáticos presentes en Sierra Espuña (establecida por Rivas-Martínez), donde se destacan las comunidades vegetales más llamativas que aparecen en el Parque, así como su localización.

Piso termomediterráneo (0-500 m)

En las zonas de solana se presenta un pinar abierto, acompañado del típico sotobosque mediterráneo. Este hábitat aparece por todo el Parque, excepto en las zonas más altas y en las umbrías.

Está caracterizado por el Pino Carrasco (Pinus halepensis), junto con arbustos como el lentisco (Pistacia lentiscus), la coscoja (Quercus coccifera), el espino negro (Rhamnus lycioides), la jara blanca (Cistus albidus) y la genista (Genista scorpius), matas como el esparto (Stipa tenacissima) y el romero (Rosmarinus officinalis) y algunas hierbas vivaces que aparecen en la estación primaveral.

En las zonas habitadas, El Purgatorio, El Berro, Mortí, alrededores del Canal Trasvase Tajo-Segura y Malavariche, entre otras, se pueden encontrar cultivos de secano y de regadío como almendros y vid de mesa, además de campos de cebada o trigo, servales, nogales, chumberas, moreras, cerezos y otros frutales de hueso.

En la parte baja de ramblas y barrancos la vegetación se torna densa y hacen acto de presencia especies como el baladre (Nerium oleander), la zarzamora (Rubus ulmifolius), el espantalobos (Colutea arborescens) o la zarzaparrilla (Smilax aspera).

Piso mesomediterráneo (500-1300 m)

La mayor parte de la superficie del PRSE pertenece a este piso boclimático y, por tanto, hay una gran variedad de tipos de vegetación.

El hábitat predominante es el típico pinar que caracteriza al Parque, formado por Pinus halepensis  y su sotobosque; pero en este caso, la vegetación se torna más frondosa y densa y, con ello, aparecen otras especies. Tal es el caso de la aldelfilla (Bupleurum fruticosum), la madreselva (Lonicera implexa) o la Rubia peregrina.

En prados marginales, y especialmente en las zonas de umbría, aparece el lastón (Brachypodium retusum), una gramínea de interés especial para la recuperación de espacios mediterráneos degradados.

Cerca ya de los 1000 m de altitud encontramos un paraje denominado “Los Pinos Donceles”, en el que se puede presenciar un denso bosquete de pinos piñoneros que alcanzan una gran altitud debido a la proximidad de los pies. Es por esto que no hay apenas sotobosque, y la mayoría del suelo permanece cubierta por acículas secas de los propios pinos. Este pequeño enclave es herencia de uno de los viveros fijos que se instalaron en Sierra Espuña  durante sus repoblaciones.

A partir de los 1000 m empiezan a hacerse cada vez más notables ejemplares sueltos y pequeñas manchas de encina (Quercus rotundifolia) y quejigo (Quercus faginea), que ya en el Collado Pilón y cerca de la Casa Forestal de La Carrasca forman un bosquete mixto con Pino carrasco.

En la zona de acampada conocida como “Campamento de los exploradores”, aparecen bastantes ejemplares de madroño, otra de las especies características del bosque mediterráneo, que en este lugar tiene especial representación.

En espacios más húmedas, como Fuente Rubeos o la Fuente del Hilo, se puede observar el típico bosque mediterráneo de rivera, en el que además de las especies que aparecen en cotas inferiores, tambien podemos encontrar chopos (Populus alba, P. nigra), olmos (Ulmus minor), almeces (Celtis australis) y sauces (Salix sp.).

En lugares donde hay una mayor humedad e incluso aparecen fuentes o pequeñas acumulaciones de agua, se hace patente la presencia de tréboles, hiedras, helechos como el culantrillo,  musgos, colas de caballo (Equisetum arvense) o juncos (Scirpus holoschoenus).

Entre los 1200 m y los 1300 m de altitud el Pino carrasco comienza a desaparecer en favor del Pino rodeno (Pinus pinaster), que encuentra a estas alturas un lugar adecuado para poder desarrollarse adecuadamente.  Lo acompañan rosales silvestres (Rosa canina), terebintos (Pistacia terebinthus) y madreselvas, entre otros.

Piso supramediterráneo (1300-1700 m)

A medida que ascendemos por el Parque el sotobosque que acompaña a los pinos rodenos varía, y en él se encuentran especies como el cantueso (Thymus membranaceus), la dedalera (Digitalis obscura) o el eléboro (Helleborus foetidus), aunque la presencia de estos, y de otras hierbas que acompañan al pinar, es bastante menor que en cotas inferiores.

Entre el matorral de cumbres destaca la salvia (Salvia lavandulifolia), el endrino (Prunus spinosa), el gordolobo (Verbascum thapsus) y la sabina mora (Juniperus phoenicea). Esta última, ha colonizado parte de la ladera norte del Morrón de Alhama, formando un denso bosque. Sobre los 1400 m, entre el Morrón de Espuña y el Pedro López, podemos encontrar una mancha considerable de pino blanco (Pinus nigra).

En la umbría del Morrón de Alhama, a unos pocos metros al este del bosquete de sabina mora, hacen acto de presencia unos árboles de hoja caduca cuya mejor representación en la región se da en este enclave, por lo que se encuentran clasificados como “en peligro de extinción”. Se trata del Arce de Montpellier (Acer monspessulanum).

En los roquedos, donde tan solo unas pocas especies pueden sobrevivir, se pueden encontrar hiedras (Hedera helix), el pinillo de oro (Hypericum ericoides) o la flor de la estrella (Lapiedra martinezii), esta última un endemismo de Sierra Espuña.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Sierra Espuña: Su historia y naturaleza. Guía ambiental para visitantes. Filo Provencio Ruiz y Manuel Águila Guillén. 1991.
  • Figuras para la protección de Áreas con interés natural en la Región de Murcia. Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. 2004.
  • Flora básica de la Región de Murcia. Francisco Alcaráz Ariza y col. 1998.
  • Aula de Naturaleza “Las Alquerías”, cuaderno del profesor. Ecoespuña. 1996.
  • Morfología vegetal, cuaderno del alumno. José Fernández-Rufete Reverte.
  • Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. Ginés A. López González, 2001.
  • CARM Medio Ambiente, publicaciones: El Medio Natural del Parque Regional de Sierra Espuña, http://liferayagri.carm.es/web/guest/sierra-espuna/-/journal_content/56_INSTANCE_3UWw/14/87346
  • CARM Medio Ambiente, publicaciones: Ficha descriptiva del Parque Regional de Sierra Espuña, http://liferayagri.carm.es/web/guest/sierra-espuna/-/journal_content/56_INSTANCE_3UWw/14/85331

Estimulantes vegetales

Los estimulantes vegetales son consumidos hoy día por millones de personas, los más conocidos son el café, el té, el mate, el cacao, el guaraná, el betel, el cat, la cola y la coca. Salvo cat y coca, las demás tienen como alcaloide estimulante alguna metilxantina (cafeína, teofilina, teobromina) en diferentes concentraciones, que van del 1% al 10%, según la especie y la variedad.

Estas plantas suelen consumirse varias veces al día durante buena parte de la vida, lo que no implica que dejen de tener sustancias tóxicas, con abundantes efectos secundarios.

El posee más potencia estimulante que el café, pero suele pasar desapercibido porque en Occidente las hojas se consumen sin moler y rara vez esperamos la dilución de todo su principio activo en el agua. La cafeína de una taza de té ronda los 70 mg, mientras alcanza los 100-150 mg en una de café. Los efectos de una alta intoxicación crónica quedan presentes en los catadores profesionales de té, que padecen tasas anormales de cirrosis y un cuadro de insomnio, agitación, temblor, angustia, náuseas y vómitos.

El mate posee un contenido en cafeína algo inferior al té. El guaraná tiene hasta 3 o 4 veces más cafeína que este último. La nuez de cola, estimulante africano por excelencia, tiene aproximadamente la misma proporción de cafeína que el té. El betel, consumido masivamente en India e Indonesia, posee una potencia equivalente a la del té. El cacao contiene una proporción bastante menor de metilxantinas; aunque era empleado el México como estimulante, los chocolates actuales conservan una escasa proporción de estos alcaloides. El cat es la planta con mayor poder estimulante entre las conocidas; sus alcaloides poseen afinidades con la anfetamina y parecen ser causa de trastornos en la potencia sexual de usuarios inmoderados. La coca es un estimulante dos o tres veces menos activo que el cat, con un notable poder nutricional adicional.

Es llamativo que los muy distintos pueblos empleen estas plantas para combatir desgana laboral y, en no pocos casos, mala alimentación. También es curioso que no se conozca un solo caso de sobredosis mortífera. Lo mismo que el tomador de coca, el de betel o cola pasan buena parte del día mascando, a distintos ritmos, sus respectivos bocados; cuando llevan varios años, las dosis pueden ser docenas de veces mayores que al comienzo, pero incluso entonces se encuentran al abrigo de intoxicaciones agudas y efectos secundarios graves.

Por tanto, puede decirse que los estimulantes vegetales llevan en sí cierto germen de moderación, gracias al cual el usuario jamás convierte un suave tónico en un abrasivo del sistema nervioso.

BIBLIOGRAFÍA:

Escohotado, Antonio (1997): Aprendiendo de las drogas. Usos y abusos, prejuicios y desafíos.

Libro de la Montería, de Alfonso XI

No soy muy partidario de la caza, básicamente porque no me gustan las armas, pero si que me parecen interesantes las obras antiguas que relatan las condiciones del pasado:

Siglo XIV, el Rey Alfonso XI mandó escribir el “Libro de la Montería, de Alfonso XI”, una obra que recoge, como ninguna otra, cómo y dónde se cazaba en nuestra Península Ibérica en aquella época.

En termino de Moratalla ha eftos montes.
El Monte d Moratalla es bueno de Puerco en inuierno, e a las vezes ha Offo en tiempo dela Vellota.
La Sierra de Fondares es buen móte de Offo e de Puerco en inuierno.


O lo que es lo mismo: buenos cotos oseros eran Sierra Espuña y la Sierra de Moratalla; incluso los árabes los cazaban con lanzas en la Marina de Cope.

http://fondosdigitales.us.es/fondos/libros/313/13/libro-de-la-monteria-que-mando-escrevir-el-muy-alto-y-muy-poderoso-rey-don-alonso-de-castilla-y-de-leon-vltimo-de-este-nombre/

El Parque Regional de Sierra Espuña

Con una superficie de 17.804 hectáreas, se convierte en el Espacio Natural Protegido de mayor extensión de la Región de Murcia.

Se encuentra en la zona central de la Región, y es un enclave montañoso de considerable envergadura que se encuentra encajado entre los valles del Río Pliego, al Norte, y del Río Guadalentín, al Sur. Junto a las Sierras de Pedro Ponce, Cambrón y Madroño, supone el final de la Cordillera Penibética.

Su perímetro queda mejor definido si nombramos los pueblos de Totana, Alhama de Murcia y Mula, que son los que incluyen al Parque Regional de Sierra Espuña en parte de su término municipal. De este modo, el Parque queda delimitado por los municipios de Totana y Alhama de Murcia al Sur-Sureste, y por Mula al Norte.

El PRSE engloba a varios núcleos de población (El Berro, Aledo, Casas Nuevas, Gebas, Las Alquerías-Santa Leocadia, La Sierra y El Purgatorio).

Adyacente al Parque, aparece en su vertiente este el Paisaje Protegido de los Barrancos de Gebas. Este constituye un espacio caracterizado por formaciones erosivas de carácter desértico, más conocido como “Bad-Lands”, en el que las corrientes de agua han acabado por moldear los barrancos, cárcavas y cañones que hacen de él un paisaje espectacular.

El punto más alto del PRSE es el Morrón de Espuña (1585 m), aunque también cabe destacar la altura de otros picos como son el Cerro del Pedro López (1566m), el Morrón de Alhama (1446 m) y las Paredes de Leyva (1320 m), los cuales definen el macizo central y cuentan con una altitud superior a los 1000 m.

Toda la comarca se distribuye entre los 200 metros de las zonas más cercanas a los Saladares del Guadalentín y los 1585 metros de la cumbre de Espuña. Siendo la altitud media de unos 800 metros sobre el nivel del mar.

Una de las características más destacadas es la presencia de multitud de importantes cauces, como son las Ramblas de Lébor, Campix y los Arcos, que junto al río Espuña (actualmente seco), pueden llevar sus aguas al río Guadalentín. En el río Pliego desembocan el Barranco de Malvariche y el Barranco de la Hoz.

El agua superficial que circula por todo el Parque es escasa, y tan solo algunos barrancos cuentan con afloramientos de corto recorrido (Río Espuña, Barrancos de Enmedio, Malvariche y la Hoz) que se hacen presentes en épocas de abundantes lluvias. A pesar de este déficit hídrico, aún existen algunos manantiales dispersos por toda Sierra Espuña: Fuente del Hilo, Fuente Blanca, La Carrasca, Fuente Rubeos, Las Alquerías, El Purgatorio, etc.

Fue fundado en 1917, gracias a su inclusión en el Catálogo Nacional de Espacios Naturales; aunque a lo largo de la historia se ha visto ampliado por:

–         1931 declarado Sitio Natural de Interés Nacional.

–         1979 Parque Natural.

–         PORN publicado en el BORM el 11 de abril de 1995, y declarado Parque Regional de Sierra Espuña por la ley 4/92, de Ordenación y Protección del Territorio de la Región de Murcia.

–         El 21 de abril de 1995 se nombró espacio asociado el Paisaje Protegido de los barrancos de Gebas, alcanzando una superficie total de 19.679 hectáreas.

En cuanto a su fauna, la comunidad de vertebrados está compuesta por 8 especies de anfibios, 17 de reptiles, 123 de aves y 38 de mamíferos. Entre los invertebrados destacan dos mariposas: Aricia morronensis  y Cupido carswelli, especies casi exclusivas del Parque.

Es posible encontrar cerca de 1000 especies vegetales distintas, representando el 33% de la vegetación de la Región de Murcia. De estas, 36 especies están protegidas por la legislación o tienen especial interés.

Algunos otros datos:

Frecuentación: Durante el año 2009 se atendieron un total de 14.542 visitas en el Centro de Visitantes y de Gestión Ricardo Codorniú.

Otras figuras de protección que le afectan total o parcialmente:

1-      Zona de Especial Protección para las Aves; debido a la presencia de Águila Real (Aquila chrysaetos) y Búho Real (Bubo bubo), Directiva 79/409/CEE del Consejo, relativa a la conservación de las aves silvestres (Directiva Aves).

2-      Lugar de Interés Comunitario, Directiva 92/43/CEE del Consejo, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres (Directiva de hábitats).

3-      Declaración de Reserva Nacional de Caza en el año 1973; actualmente redefinida como Reserva Regional de Caza.

Territorios periféricos protegidos:

1-      Paisaje Protegido de los Barrancos de Gebas (Alhama de Murcia y Librilla).

2-      Paisaje Protegido de los Saladares del Guadalentín (Alhama de Murcia y Totana).

3-      Estrecho de la Alboreja (Aledo).

Otros títulos:

1-      “Q de calidad” otorgada por el Instituto de Calidad Turística Española.

2-      Sello de certificación PEFC.

3-      Sello FSC.